Los hombres… ¿Son solo billeteras?

Billetera Mata GalanEn mi consultorio he podido escuchar los relatos de algunos hombres quienes aseguran no haber podido conseguir pareja a causa de su mala posición económica. Parece que el mito popular: “Billetera mata a Galán “ no solo sigue vigente para algunos sino que además dejó de ser un mito para ser una realidad.

Pero ¿es esto así? ¿Las mujeres vemos a los hombres como máquinas expendedoras de dinero y si no lo hay nos acercamos al siguiente cajero? ¿Somos capaces de dejar de lado el amor para ir en busca de comodidad y estabilidad económica?

Pues bien, para comenzar con las respuestas es necesario en primer lugar aclarar que nada de lo que aquí se escriba es en carácter universal, es decir, no podemos emplear generalizaciones sobre los comportamientos de un hombre o una mujer con respecto a  su relación con el dinero.

Hay toda case de personas y en ello oscilan también toda clase de valores, de enseñanzas, de experiencias, de prioridades; ciertamente hay un grupo de personas tanto de género femenino como masculino a quienes el dinero les llama poderosamente la atención, al tal punto de poder estar con una persona únicamente para obtener este beneficio. Esto o debería asombrarlos, tampoco es una noticia nueva, viene sucediendo a lo largo delas décadas incluso con personajes reconocidos.

Es fuerte para quienes predican una filosofía de vida distinta en la que priorizan el amor y los valores alusivos a ello en la pareja; para este grupo de personas el dinero si bien es una ayuda para la pareja no lo es todo y pueden primar estar enamorados de otro, construir, trabajar con tal de estar junto al ser amado así económicamente los medios sean escasos.

Pero bien, volviendo al punto del artículo los intereses existen, las mujeres y hombres hacen sus elecciones, tienen el libre albedrío de decidir hacia que lugar se inclina su balanza: si para el dinero o para el amor; esto claramente puede llegar a ser doloroso para el hombre o mujer que han estado enamorados de su pareja y ven como esta se diluye a causa de su mala situación económica. Generalmente esto lo vemos más del lado de la mujer haca el hombre que viceversa, ya que aún existe el pensamiento machista, aunque cada vez menos de que el hombre es el proveedor de la casa, de esta forma, si la mujer observa que quien debe mantener el hogar no tiene los medios, puede primar esto ante su amor y tomar un camino distinto.

Sin embargo, escudarse como hombres en que a causa de ello están solos o estarán solos es solo un camino fácil de huida; si les ocurrió esta historia o temen que les ocurra es entendible que se cuiden al elegir la próxima mujer con la que saldrán; pero condenarlas a todas por una mala experiencia o generalizar al género a causa de una mala relación no es correcto ni lo merecen el resto de mujeres que han tomado caminos diferentes y poseen formas de pensar distintas a las que ustedes hallaron

Cuando se conocen las posibilidades es bueno, porque sabemos a que atenernos, no nos asombramos y podemos estar preparados; pero ahora depende de ustedes elegir a la mujer que posea valores de vida similares a los suyos, en los cuales el amor sea la base y el resto venga después; quizás ustedes mismos han estado haciendo elecciones distintas a las que van con su pensar, o de antemano han reconocido comportamientos del estilo material en su pareja y sin embargo han continuado a sabiendas que esto podía resultar en un desenlace negativo en su relación. No culpemos a un otro de todo lo que nos ocurre, nosotros también hacemos parte de las decisiones de pareja, de las elecciones que hacemos y de los valores que buscamos en una pareja.

Comencemos primero por evaluar que estamos nosotros priorizando, porque estamos encontrando a este grupo de mujeres y que debemos hacer para salir de ello e ir en busca de la pareja que tanto estamos anhelando.

Licenciada Orit Vaisman Bacall
Matrícula Nro. 64563
psicologiaytratamientointegral@gmail.com

 

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.