Emmanuel y Brigitte Macron, la historia de amor que rompe los estereotipos

Emmanuel y Brigitte MacronEl presidente más joven de la historia de Francia y su historia de amor tan inusual como verdadera -alejada de los romanticismos enlatados-.

Con 39 años, Emmanuel Macron se convirtió, en el pasado fin de semana, en el jefe de Estado más joven de toda la historia francesa. Y tanto durante la campaña como al finalizar su discurso de agradecimiento tras conocer los resultados de la elección, su historia de amor con Brigitte Trogneux cautivó al mundo. Con 25 años de diferencia, la rubia yflamante Primera Dama tiene 64, es madre de tres hijos y abuela de siete nietos. ¿Qué pasaría si la diferencia de edad se diera al revés y fuera él mayor que ella? De hecho, es prácticamente la misma diferencia de edad que separa a Donald y Melania Trump…

La historia de amor
«Haga lo que haga, ¡me casaré con usted!» fue la declaración del joven Macron a los 17 años, cuando ella tenía 38. Entonces era su profesora de Literatura en el colegio privado católico Providence, en Amiens, al norte del país, según confesó al medio Paris Match. «No era como los demás, no era un adolescente. Yo estaba completamente subyugada por la inteligencia de ese chico. Y poco a poco, venció todas mis resistencias», comentó ella, que en ese momento estaba casada y tenía tres hijos, uno de los cuales era nada menos que compañero de clase de Emmanuel.

Esta ciudad atravesada por el río Somme, tiene como principales atractivos turísticos la catedral gótica de Notre Dame -la mayor del país, con 40 metros de altura- y la casa de Julio Verne, pero es una comunidad pequeña (hoy no alcanza los 135 mil habitantes) que hace un par de décadas se escandalizaba con la idea de ver a un joven de la mano con una señora 25 años mayor que él. Sobre todo, al tratarse de la acaudalada familia Trogneux, propietaria de una fábrica de macarrones y chocolates.

Brigitte era conocida por ser una buena profesora. Escuchó hablar por primera vez de su actual esposo a través de su hija Laurence, quien comentó que un compañero de escuela «sabía todo sobre todo». Ella confirmó esos dichos cuando lo tuvo como alumno en la clase de drama y Emmanuel le propuso que redactaran una obra de teatro: cada viernes la pareja se reunía a trabajar. Y surgió el amor… Rodeado de un escándalo en su época y comunidad.

El padre de Macron lo envió a terminar la escuela secundaria a París, en un intento de separarlos. Pero en 2007 la mujer finalmente se divorció de su marido y Emmanuel y Brigitte se casaron. «Tal vez no seamos una pareja del todo normal, un adjetivo que no me gusta mucho, pero somos una pareja real», dijeron. Para más detalles, ella fue la única mujer en la vida de él.

Debate etario
La diferencia de edad entre Brigitte y Emmanuel fascinó a los franceses desde un primer momento y, con la flamante elección a su favor, el mundo se volcó a debatir los secretos y movilizaciones ocultas de esta pareja.

«Las convenciones rígidas de género siguen dando batalla con tal de permanecer en el imaginario social. Y. si de relaciones amorosas se trata, un hombre joven con una mujer mayor será visto ante todo como un ‘oportunista’ con ansias de dinero o ascenso social o ‘un nene de mamá’ que busca la teta ‘simbólica’ (y real), proveedora de cuidado, afecto y alimento», opina el psiquiatra y sexólogo Walter Ghedin.

«La mirada ajena es crítica e impiadosa, bien diferente sería si se da la inversa: un hombre mayor con una jovencita. Dejando de lado los condicionantes externos, existe el hombre joven que desea estar con una mujer que lo supere en edad, es su ‘target’, su atracción, y está aquel al cual se le presenta la experiencia como algo novedoso y por qué no, posible. En ambos casos -asegura Ghedin- existe el deseo que los une con una dama que los supera en edad. No hay en ellos intenciones espurias ni pulsiones inconscientes que guían las elecciones de pareja. Estos hombres salen del molde preestablecido y se dejan llevar por la nueva relación sin reproches o cuestionamientos. Son congruentes con lo que sienten. Ellos valoran la experiencia femenina en todos sus aspectos, la apertura del pensamiento, la comunicación franca; rechazan la homogeneidad que crean las cirugías estéticas, el pensamiento rebuscado, las quejas y los conflictos sin sentido, la posesión del otro. Viven con libertad y optan por mujeres libres».

Por su parte, el doctor Pedro Horvat, psicoanalista y especialista en pareja, se pregunta: «Para alejarnos del lugar común, hago una pregunta: ¿habría llegado Macron a ser presidente de Francia sin ese amor? Es difícil saberlo, pero no se puede soslayar el enorme poder impulsor que tiene para un hombre ser el elegido de una mujer idealizada. Por esa misma mirada Marco Antonio desafió a Roma, Salvador Dalí pintó su obra genial y Eduardo VIII renunció a un imperio. Quedémonos con esta parte de la historia, para qué mirar con lupa a la mariposa».

Fuente: EntreMujeres

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.