Volver a Amar

¿Alguna vez te has preguntado por qué resulta tan veloz  y espontáneo sentirse enamorado y por el contrario es tan largo y tan duro el olvido?

Sucede que los sentimientos sin lugar a dudas nos condicionan. Las experiencias nos marcan y las personas nos dejan huellas.

En el plano de las parejas, hay relaciones que no llegaron a ser amores -fueron un intento por encontrarlo- y que a veces requieren de mucho tiempo y hasta terapia para intentar superarlas. Claro está que por ciertas razones no resultaron, por lo que es sano darlas por terminadas y seguir adelante.

Pero es diferente de cuando un amor se termina, cuando realmente nos sentimos enamorados y genera una catarata de sensaciones tales que en algunos casos abate y se cree que es imposible volver a amar.

Entonces surgen pensamientos del tipo “me concentraré en mis hijos o en mi trabajo” “en mi corazón no hay espacio para un nuevo amor”, “estoy condenad@ a estar sol@” “desde ahora soy sol@” y por supuesto el clásico “tod@s los hombres/mujeres son iguales”.

Es decir, nos victimizamos creyendo que no poseemos la capacidad de amar y ser amados, nos culpamos, nos enojamos con el otro y hasta creemos que el mundo entero complota en contra nuestra.

Puede serte de gran utilidad anotar las cosas que sientes que te han llevado a frustrarte en intentos anteriores y evaluar con total sinceridad los motivos por los que crees que ha sucedido. Tenlo como tu guía (y aliado). Es sólo una cuestión de actitud, si piensas bien saldrá bien.

Lo cierto es que en cada relación ponemos mucha esperanza, regamos a diario la relación, apostamos a ella, creamos vínculo con un otro que pasa a ser parte nuestra. Es que amar nos hace sentir importantes, nos hace felices, nos enamora, nos ilusiona, nos da placer, nos hace vivir sensaciones únicas, nos hace sentir plenos, nos motiva.

Si has terminado una relación, si hace tiempo no procuras nuevos vínculos por temor a un nuevo “desamor” ten en cuenta que de nada sirve que te quedes en el lamento, que creas que por que una (o varias) relaciones no prosperaron, no encontrarás al verdadero amor… te estarás perdiendo la oportunidad de volver a amar.

¡Vaya estimulo! Volver a amar… a sentir esas cosquillas en la panza y mariposas en el corazón, a pensar en alguien, a que te cuiden, a despertarse abrazados, a conversar, a contar las horas hasta volver a verse, a desear, a sentir placer, a pasear, a viajar, a ir de la mano por la vida… ¡a disfrutar de a dos!

Llegó el momento de que respires profundo y te cargues los pulmones de ilusión, toma un rico baño y relájate, ponte guap@, vístete con aquello que sientas te queda bien, ponte el perfume que me mejor resulte en tu piel y sal a la calle con la convicción que ya estás list@ para volver a amar.

¡Tu Amor puede estar a sólo unos pasos! ¡Ve a Su Encuentro!

Compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Dejar un Comentario