¿Te permitís soltar tu perfume de primavera?

La primavera es una de las épocas más embriagantes y sensuales del año. Si tenés dudas al respecto, solo es cuestión de ver en las calles el movimiento y despliegue de colores, olores y personas. En esta estación del año es cuando observamos mayor cantidad de personas haciendo deportes, actividad física y disfrutando del aire libre. Las mujeres se vuelven más sexies, graciosas y atrevidas para vestirse….cual flores que comienzan a desplegar sus pétalos y expandir sus aromas embriagantes. En tanto que los hombres atraídos por esa fragancia, sienten con mayor fuerza el llamado de su energía que los convoca a bailar y acercarse a ellas. No es solo la danza sexual la que está en juego en esta hermosa estación del año. Sobre todas las cosas, la primavera es una oportunidad única de reiniciar el cuidado, embellecimiento y florecimiento de nuestra persona en todas sus áreas: Pareja, salud, recreación, vínculos afectivos.

¿Porque la primavera produce una magia única en nuestra vida?
Cuenta la mitología griega que Démeter (diosa de la naturaleza y esposa de Zeus) tuvo una hija llamada Perséfone. Hades, dios de las tinieblas, se enamoró de Perséfone y la raptó llevándosela a su mundo subterráneo. Démeter, su madre, quedó tan desolada que decidió abandonar el Olimpo y sus obligaciones, provocando en la tierra frío y desolación. Zeús al ver la tristeza de su esposa al no poder recuperar a su hija, decidió llegar a un acuerdo con Hades. Este sería que Perséfone pasaría la mitad del año con su esposo y la otra mitad con su madre. Explica la leyenda que la primavera y el verano surgen a partir de la alegría que tiene Démeter, de reencontrarse con su hija. Mientras que el Otoño y el Invierno, apartir de la tristeza de Demeter al dejar a su hija en el reino de Hades.

Esta leyenda nos muestra como la primavera se constituye arquetípicamente en un momento propicio para florecer y reconectarnos con placeres olvidados, amistades estancadas, nuestra energía sexual en si misma y otras alegrías de la vida. La primavera nos impulsa a revitalizar alguna área que teníamos dormida, como los capullos cerrados en invierno que luego se abren para dejar salir sus flores.

¿Cómo podemos acompañar e impregnarnos con la energía de la primavera?
Los hindúes denominan Kundalini a la energía sexual, entendida como la fuerza creativa para estar más vivos, presentes y plenos en la vida. He aquí algunas sugerencias para revitalizar nuestra vida y volvernos más presentes y “florecientes”:

¿Cultivas tu salud?: Nuestro cuerpo es el templo. Como tal precisa ser cuidado, amado y respetado. No se trata de pasarte horas en el gym para verte atractivo. No es ese el concepto esencial sino el contactar con la vitalidad y energía de tu cuerpo. Sentirla. ¿Qué actividades físicas realizas para ello? El deporte, la caminata, bicicleta o baile practicados con cierta regularidad generan altas dosis de endorfinas que revitalizan nuestro organismo.

¿Generás encuentros de amigos?: La primavera es un momento para florecer en el amor de los amigos. También es propicio para desechar aquellos vínculos que ya no nos aportan nada. Los encuentros con amigos que queremos nos ayudan a crecer, disfrutar y abrirnos más a la vida.

¿Das rienda suelta a tu erotismo?: Primavera es la estación donde todas las especies de la fauna y flora están impregnadas con una energía sexual especial. Tanto si estamos en pareja como si no, es un tiempo para reactivar nuestra sexualidad como energía de creación, placer y contacto. Bailar, abrazar, besar, hacer el amor, pintar o crear, son manifestaciones que nos ayudan a florecer. Cuanto mas las practiquemos en nuestra vida, mas potente será el “efecto primavera” por ende estaremos mas enteros, eróticos y vitales.
Estas son algunas sugerencias para acompañar esta hermosa estación y también poder desplegar nuestro aroma único que cada uno tiene guardado dentro de si.

Lic. Pablo Nachtigall – Psicólogo Clínico

Compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Dejar un Comentario