Soy un fracaso: No Consigo Concretar Citas

soy-un-fracasoPuede sucederte, como a tantas otras mujeres, que luego de la emoción de los primeros llamados o chat descubras (o te lo manifiesten) que no hubo química, onda, ganas (o como prefieras denominarlo) de concretar la Primera Cita. Entonces sientes una desilusión tal que te culpas por, una vez más, no llegar –ni siquiera- a concretar un primer encuentro.

No debes creer que has fracasado y sentir el deseo de echarte en la cama a llorar lo desdichada que eres. En más, si él no te ha dicho de conocerse personalmente tal vez lo mejor sea que te preguntes si tú tampoco sentiste deseo de conocerlo. Detente a pensar si no te dejas llevar por la necesidad imperiosa de conocer a tu media naranja sin importar que claramente no lo sea.

Quítale el tinte melodramático a tu vida ¿Por qué debe ser todo tan tremendo?, o mejor dicho ¿por qué haces todo tan dramático como si fueras la protagonista de una telenovela? Cuando le lloraba mis penas de amores a mi abuela ella me decía: “El problema es que no puedes ver que la vida te está reservando a tu príncipe azul para el momento en que estés lista para recibirlo”. Recuerdo que fastidiada le respondía: “ya no me interesa que sea azul, lo voy a aceptar de cualquier color, pero que llegue de una buena vez” ¡Que errada estaba!, conformarme con “lo quien sea” con tal de dejar mi soledad, por no poder controlar mi ansiedad hasta hallar a “mi” amor.

Es simple, puedes escoger entre ver el medio vaso lleno o el medio vaso vacío. Si optas por la primera opción te convertirás automáticamente en una persona positiva, de lo contrario vivirás llorando tus penas.

Recuerdo que mi amiga Andrea un frío domingo de otoño vino a  mi casa a las 11 de la noche con su rostro empapado en lágrimas. En medio del sollozo llegué a comprender que me decía que su autoestima estaba por demás dañada ya que el joven con el que había acordado encontrarse (tras largas e intensas charlas telefónicas), no se había presentado a la cita. Luego de aguardarlo por una hora en el bar, revisar una y otra vez sus teléfonos para ver si tenía un mensaje de su candidato, Andrea se retiró angustiada y acudió a mi encuentro.

El final de la historia fue que el pobre hombre yendo ilusionado a la cita tuvo un accidente con su automóvil y debió ser internado en observación, por lo que al día siguiente se comunicó con Andrea para disculparse y desde hace dos años conviven felices y ¡hasta tienen planes de matrimonio!

He aquí la punta del ovillo. Si Andrea se hubiera ofendido por el supuesto plantón y no hubiera atendido el llamado en el que recibió las explicaciones pertinentes… no hubiese conocido al amor de su vida.

Ten presente aquel dicho que indica que: “Lo bueno se hace desear” y debes grabar en tu mente la palabra clave: ¡paciencia!

Por Romina Gluck
Periodista
ar.linkedin.com/in/rominagluck/

Compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

1 Comentario en Soy un fracaso: No Consigo Concretar Citas

  1. pablo
    8 Septiembre, 2014 at 10:36 pm (3 años ago)

    son mujeres muy mayores,les asusta mi edad

    Responder

Dejar un Comentario