Patologías del amor: Mujeres Que Aman Demasiado

Patologías del amor: Mujeres Que Aman Demasiado“El primer objeto de amor es la madre y, después, el padre. Todas las dificultades y conflictos que surjan en ese triángulo, que es donde se estructura el ser humano, van a ser las patologías del amor en el futuro”. (Yolanda Garrido)

Así, en esta primer patología de la cual hablaremos: “Mujeres que Aman Demasiado” término  acuñado por la estadounidense Robin Norwood, (si bien dice mujeres también puede darse en varones) encontramos “mujeres dependientes y obsesivas”; que suelen llamar a su “obsesión”: “amor”.

Es el caso de mujeres que aun sabiendo que se encuentran en relaciones nocivas para ellas donde hay maltrato, o falta de afecto, o desconfianza, celos, etc desean no solo permanecer en ella sino que dicen estar enamoradas de aquél hombre y no poder vivir sin él. Son incapaces de romper con la relación; su extrema dependencia las arrastra a conservar este tipo de parejas, aún sabiendo que no son importantes para ellos, o que no son felices en esta relación.

Manuela, rompió hace 3 años con su pareja, él era bastante frío y poco afectivo, sin embargo ella era incapaz de visualizarse sin él, pensaba que si lo dejaba no encontraría a otra persona, se sentía vacía, tenía el autoestima en el suelo; la ruptura llegó cuando él la planteó, ella intentó retenerlo por todos los medios. Tras ir al psicólogo durante un tiempo comprendió de donde venía su extrema dependencia con los hombres: “De niña me faltó mucho afecto, abrazos, caricias, sentirme querida y segura. Mi madre era muy distante, autoritaria, fría y mi padre siempre tenía cosas más importantes que hacer que atenderme a mí; yo sin embrago lo buscaba, pero siempre sentí que no le importaba”.

Este ejemplo nos muestra como las relaciones parentales determinan el tipo de parejas y de comportamientos que tendremos con estas en nuestra vida; generamos ciertas conductas en base  a lo experimentado de chicos, en la infancia y creemos que “amamos” bien, de un modo sano, que es “normal” lo que nos ocurre, que está justificado; sin embargo, al sentir dolor y sufrimiento comenzamos a replantearnos si esto es así; si estaremos en el camino correcto, si será parte del amor pensar que no podemos vivir sin otro, que a toda costa a pesar de no sentirnos a gusto a  su lado lo necesitamos, no podemos estar sin él; que podemos perdonarle la que nos haga, pero “por favor quédate”.

Las mujeres que aman demasiado (MAQAD) sufren de una enorme necesidad de ser amadas y una falta de autonomía que deriva de su inseguridad y baja autoestima.

Si te identificas con este escrito y sientes que necesitas un cambio no dudes en buscar ayuda profesional; no estás condenada a repetir ciertas historias con los hombres, ni a permanecer en relaciones en las que no eres feliz; lo primero es entender que aquello que denominas amor está lejos de ser así, es más una obsesión, una dependencia y una enfermedad. El cambio no llega solo, hay que ir en busca de él.

Licenciada Orit Vaisman Bacall
Matrícula Nro. 64563
psicologiaytratamientointegral@gmail.com

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.