Me Cuesta Entender a los Hombres

Me Cuesta Entender a los Hombres“Hace unos meses conocí a Guille en un evento social al que ambos asistimos, primero nos hicimos amigos y conversábamos todos los días de cualquier cosa, siempre teníamos tema y podíamos estar hasta la madrigada hablando y hablando; al tiempo de esto un día el me invitó a salir, yo estaba súper emocionada; era lo que más deseaba; la noche fue tal cuál e incluso mejor de lo que yo hubiese imaginado; él estaba tan atento como siempre, nos tomábamos de la mano, besito acá y besito allá; podíamos hablar como antes con la misma confianza a pesar de salir ahora en un plan diferente a la amistad; estuvimos saliendo durante un mes; todo fluía muy bien, yo imaginaba el momento en el que me dijera: ¿ quieres ser mi novia? Sabía que pronto llegaría, nos entendíamos en todos los sentidos y pensaba ¿ que más faltará para que eso ocurra?…

A los pocos días, él me dijo “Sol, quisiera hablar contigo”, y yo no podía de la ansiedad, pensaba  “parece que me leyó la mente, seguramente quiere lo mismo que yo: que la relación avance, me va a decir de ser novios, o se declarará y me dirá que siente muchas cosas por mi  “…. Nos reunimos en un bar que él había sugerido, después de algunas copas empezó a hablar: “Sol, no quiero que te tomes a mal lo que voy a decirte; la he pasado muy bien contigo, el problema no eres tú, soy yo, siento que ahora no estoy para relaciones serias y no quisiera hacerte perder el tiempo, por eso he decidido que dejemos hasta aquí, no te quiero  hacer daño”

“¿Queeeeeee? (pensaba yo); no puede ser, pero si hasta ayer salimos lo más de bien, jamás mencioné querer algo serio (yo pensaba para mis adentros ser novios, pero jamás se lo dije), sentí que nos conectamos, que estaba todo bien, hablábamos de todo sin problema, ¿en qué momento se dio vuelta todo y sin más explicación? ¿Qué significa no quiero herirte, acaso no lo estas haciendo? ¿Cómo es eso de DECIDI? debimos decidir esto los dos”

Las “rupturas” sin explicación abundan en estos días; quizás tu que me estás leyendo, asientes con la cabeza mientras lo haces y piensas en alguna relación o salidas con un chico en las que sin más te vino el baldazo de agua fría y es el día de hoy que aún no comprendes que pasó por su cabeza ; como las cosas pudieron dar un giro tan abrupto en tan corto tiempo y pasar de verse besarse y abrasarse el día anterior a recibir semejante declaración al día siguiente o a los pocos días de ello.

La realidad es que no hay una única explicación de lo que puede ocurrir en los hombres para que opten por tomar estas salidas con una chica que están conociendo; podríamos pensar en algunas ideas tales como: temor : sentirse de pronto muy enganchados en esta nueva relación que se está formando , quizás más de lo que les gustaría o de lo que ellos mismos pensabas se iban a involucrar, por lo que prefieren tomar distancia antes de que “sea demasiado tarde” y terminen por comprometerse enteramente con la chica y dejando atrás su soltería. También podemos hablar de relaciones pasadas: son chicos que recién cortaron con sus antiguas novias, no les gusta estar solos, encontraron en ustedes compañía, pero apenas la cosa se empezó a poner color rosa, ellos dicen: Alto!, no estoy para ponerme de novio nuevamente, recién corté , necesito tiempo con mis amigos, , disfrutar de la soltería. El pica flor: es posible que este chico esté en varias conversaciones y salidas paralelas; de este modo, mientras habla y sale contigo puede estar haciéndolo con otras mujeres ; de esta forma puede sentir una mayor conexión con alguna de ellas más que contigo y sin mayor explicación optar por dejar lo que tenían al costado. También podemos mencionar la aparición de una ex: alguna mujer que en el pasado le movió mucho el piso; y decide retornar a  su vida, confundiéndolo y generando el aislamiento contigo. Por último tenemos al Don Juan: este chico sencillamente le encanta la buena parla, sabe que decir, cuando y donde; “la tiene clara”, es canchero y disfruta conquistando; una vez lo logra va por la siguiente “presa”; no se toma realmente en serio lo que dice, ni los sentimientos que pueda estar generando del otro lado; él tiene las cosas claras y no se compromete a fondo. Así cuando ve que del otro lado comienzan las presiones, se da cuenta que es momento de hacer la retirada.

Pueden existir muchos motivos más para que un hombre actúe de la manera en la que describimos en la historia; en este escrito solo citamos algunas de ellas a modo de orientación; no es recomendable que saques conclusiones propias sobre el accionar del otro, sino que tu misma seas la que le consulte que ha sucedido y busques explicaciones de su boca. De no poder encontrarlas, mi sugerencia es que des un paso al costado por más dolor que en el momentos sientas y que no intentes seguir esperando de este chico lo que no sucederá; o rogando que él cambie de opinión y se dé cuenta de lo que está a punto de perder; porque él ya lo ha debatido en su cabeza antes de comentártelo, sabe lo que te está diciendo; la sorpresa la sientes tú, no él. Si le interesas el intentará encontrarte para solucionarlo; pero estar detrás de estos sujetos, llamándolos o buscándolos para continuar viéndose a pesar de lo dicho, solo alargará tu dolor.

Animo, mereces alguien que quiera estar a tu lado.

Licenciada Orit Vaisman Bacall
Matrícula Nro. 64563
psicologiaytratamientointegral@gmail.com

Dejar un Comentario