¡Maltrátame!

MaltratameDicen que cada pareja es un mundo.

Por más que el común de las mujeres busquen a una pareja que la mime, llene de besos y abrazos, le diga a cada momento cuánto la ama, le regale flores, la llame a cada rato y le susurre bellas frases al oído… hay otras que sienten la necesidad de ser maltratadas.

Existen distintos tipos de maltratos y en esta nota no referiré al de género, ni a las elecciones a la hora de intimar (como el sadomasoquismo), sino acerca de las mujeres que sienten la necesidad de vivir una relación basada en el sufrimiento, en el displacer, en el sometimiento, en el humillación, en la pelea constante, en los insultos, en el desamor.

La intención no es señalar con el dedo acusador a quienes establezcan este tipo de relaciones sino ver qué las lleva a entablarlas. Por lo general son mujeres que crecieron en un hogar con un clima tenso, que vivieron relaciones anteriores de este tipo o con una baja autoestima que las lleva a sentir que no son merecedoras de un buen amor.

“Me merezco que me traten mal”, “soy fea como para pretender que me quieran acariciar” “ya estoy acostumbrada a que me griten, “no es que él me maltrate, simplemente se enoja porque hago todo mal”, “prefiero ser maltratada a estar sola”, “ya me acostumbré a sufrir en mis relaciones”… son algunos de las respuestas que brindan las mujeres como justificativo de su búsqueda de relaciones lastimosas.

Si eres de las mujeres que establecen vínculos de maltrato puedes quedarte tranquila que no juszgaré tu elección, sólo te invito a reflexionar si realmente cuando están solas contigo, cuando te miras fijamente al espejo, cuando fantaseas con un hombre… dime si sueñas con un amor con todas las letras que te haga sentir bella, especial, amada, deseada…

Es que en el fondo a todos nos gusta que nos quieran, y para que nos quieran primero debemos querernos, aceptarnos, amarnos, valorarnos y respetarnos.

Tal vez es momento en que decidas dejar atrás las relaciones dolorosas para dar rienda suelta al amor y a la felicidad.

Tu tiempo es hoy. ¡Cambia ahora mismo el “Maltratame” por el “Amame”. Convéncete que eres una mujer valiosa, única, con ganas de pasártela bien, de amar y de ser amada.

Creéme que con esta actitud, serás correspondida por un amor de verdad.

Por Romina Gluck
Periodista
ar.linkedin.com/in/rominagluck/

Compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Dejar un Comentario