¡Llegó el momento de la cita!: Secretos para que Sea Exitosa

Llegó el momento de la citaDicen que “El hombre es el único animal que se golpea dos veces con la misma piedra”. En consecuencia, el secreto para lograr tener una primera cita exitosa es que no continúes haciendo más de lo mismo que en experiencias anteriores que no resultaron. Así de sencillo, a misma acción, igual resultado.

Para pasarla realmente diez puntos en una cita a ciegas, para sentirte a gusto con la experiencia y que rinda sus frutos, debes internalizar las siguientes estrategias:

  • Nunca faltes a una cita pautada. No te gustaría que te lo hagan a ti.
  • Planifica una cita corta. Fija un encuentro para tomar un café, en caso de no haber química podrá terminar rápidamente la cita.
  • Ten un “plan b”. Por las dudas que el “plan a” no pueda concretarse.
  • Quítate el peso de encima desde el comienzo. Para romper el hielo manifiesta a tu cita que todo primer encuentro es incómodo, busca tenerlo de cómplice en esto y rían juntos de la situación.
  • Ten expectativas reales. El príncipe azul es una fantasía, pero cada hombre tiene su encanto ¡Descubre el de tu cita y que él descubra el tuyo!
  • Intenta ser espontánea. Lo más importante es que seas tú misma desde el principio. Muéstrate  tal cual eres sino seguro te arrepentirás.
  • Controla la ansiedad. No te muestres desesperada por formar una pareja.
  • Ten sentido de la ubicación. Tu cita no es tu psicólogo ni se encontró contigo para ponerle la oreja a tus problemas. Del mismo modo si el hombre en cuestión es doctor, por ejemplo, ni se te ocurra aprovechar para comentarle que últimamente sufres de jaqueca y que te indique qué tratamiento debes seguir. ¡No seas desubicada!
  • No hables de tu ex… ni bien, ni mal, ni a modo de ejemplo, ni nada.
  • Procura no competir al hablar de hijos, nietos, profesiones, trabajos, etc.
  • Respeta las diferencias. No quieras imponer tus ideas y si difieres de sus pensamientos ten en cuenta que dicen que los polos opuestos se atraen.
  • Busquen algún tema de conversación que pueda ser de interés mutuo. Recuerda que se están conociendo, déjense guiar por la charla que los llevará a buen puerto. Puedes llegar a la cita con varios temas que te servirán cuando surjan silencios incómodos.
  • No te quejes de las malas experiencias sentimentales anteriores. No digas (y en lo posible pienses) que todos los hombres ó mujeres son iguales, que buscan una sola cosa. No des lugar a pensar que tu ex tenía razones demás para separarse de ti.
  • No le cuentes los problemas de tus familiares y amigos…¡ni de nadie!
  • Respeta al otro. Ten en cuenta que tu cita se sienta a gusto y no se aburra de escucharte. De igual modo no evidencies aburrimiento… aunque lo sientas.
  • No digas “a mi amiga le sucedió tal cosa…” porque el otro se da cuenta que te ha pasado a ti y no estás siendo sincera.
  • No preguntes cosas que no quisieras que te pregunten.
  • No vuelvas sobre temas que ya habían tocado y que claramente incomodaron al otro.
  • No hables en voz alta ni trates de llamar la atención. Tampoco en un tono tan bajo que no se lo pueda oír.
  • Evita dar lástima.
  • No quieras mostrar un poder económico superior al que tienes. No presumas. Tampoco te muestres avara. En realidad evita hablar sobre tu capacidad económica durante la primera cita.
  • No hables de ti todo el tiempo, ni hables todo el tiempo. No responder a cada cosa que el otro te cuenta con un…”y ni te cuento lo que me ha sucedido a mi” y dejar al otro en un segundo plano. Deja que el otro participe. Escúchalo y de paso te servirá para conocer más sobre él. Todo en su justa medida.
  • ¿Vale tener un encuentro íntimo en el primer encuentro? ¡Eres adulta para establecer tus reglas!
  • No refieras a su aspecto físico, ni remarques cuestiones favorables o desfavorables del tuyo.
  • Un punto importante, no hables por celular ni cheques mensajes durante la cita.
  • Espera tener más confianza para hablar de temas como sexo, economía o política.
  • Toma alcohol en su justa medida.
  • Las mentiras tienen patas cortas. Es sencillo, no mientas.
  • ¿Quién paga las cuentas? En la mayoría de los casos es el hombre quien, por una cuestión cultural, el hombre abona los gastos. Igualmente ofrece dividir las cuentas a medias y en caso de obtener una respuesta negativa agradécele y si te has sentido a gusto dile que ya encontrarás ocasión para invitarlo tú. Es importante que no ordenes platos o vinos costosos abusando de que no deberás pagarlos.
  • Si la persona que conociste no es de tu gusto… cierra la noche deseándole suerte con proyectos que te haya contado, agradécele la invitación y si el otro se muestra interesado en ti no le crees falsas expectativas, déjale en claro que fue una noche agradable (o interesante al menos) pero crees que sus personalidades y gustos no son semejantes.
  • Si por el contrario, te has encantado pero es el otro quien no desea un nuevo encuentro despídete con una sonrisa y aunque te sientas desilusionada evita cualquier tipo de planteo. ¡No has terminado una relación con tu novio… sólo han compartido unas horas!

¡Pon en Práctica estas Premisas y Verás el Exitoso Resultado que Obtendrás!

Romina Gluck
Periodista
ar.linkedin.com/in/rominagluck/

Compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Dejar un Comentario