La Mirada de los Demás

La mirada de los demás¿Sientes que la opinión de los demás condiciona tus relaciones sentimentales?

El otro día estaba en un bar, disfrutando a solas de un delicioso Cappuccino, cuando no pude evitar escuchar la conversación entre dos amigas en una mesa cercana a la mía.

Una de ellas estaba comenzando una nueva relación con un compañero de trabajo, que conquistó su corazón por “hacerla reír a cada rato” en un trabajo en donde se siente presionada y a disgusto.

A continuación sentenció: por más que me sienta bien con él tengo dudas de continuar la relación “porque está bien pasado en peso y temo que me causará vergüenza mostrarme con él en público”.

Seguramente, estimada lectora, estarás condenando este accionar. Pero te invito a que, con una mano en el corazón, revises si tú también no has pensado alguna vez de este modo, por temor a la mirada de los demás.

Puede que quizás no haya sido exactamente por el aspecto físico, pero tal vez –como a tantas mujeres les pasa- temiste a la mirada de los demás por su religión, sus preferencias políticas, su ocupación laboral, su pasar económico, su cultura general y tantos otros ejemplos .

Tal vez hiciste (o haces) lo contrario. Es decir, eliges tus relaciones de acuerdo a lo que crees será aceptado por los demás y no desde tus preferencias y convicciones.  Entonces la elección continúa también por el carril de la subjetividad: belleza exterior, por su nivel social, por su profesión, etc.

En este punto me surge hacerte algunas preguntas (y a la vez quiero  reflexionar contigo): ¿Quiénes son los demás? ¿Eres tan ególatra que piensas que todos están pendientes de lo que haces y con quién estás? ¿Crees realmente que quienes te aman no privilegian el saberte enamorada, correspondida y feliz?

Tengamos bien presente que “nosotros también somos los demás de los demás” y que sobre todas las cosas que aunque está en nuestra naturaleza el ser aceptados y admirados por los demás… estamos en este mundo para disfrutar a pleno con nuestros afectos que nos eligen y aceptan a pesar, por y como somos. 

Que saludable es este espacio que compartimos en Amor Sin Miedo para mejorar nuestros vínculos con los demás y con nosotros mismos.

Romina Gluck
Periodista
ar.linkedin.com/in/rominagluck/

 

Compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Dejar un Comentario