La Lealtad

lealtad¿Qué es lo que viene a tu mente cuando lees este título?

Dime si una de las primeras cosas no es “la fidelidad”.

Sin embargo no siempre ser infiel implica ser desleal. Son muchos las parejas que aceptan tener encuentros sexuales ocasionales con otras personas sin por esto ser desleales. Por más que para alguna mujeres la infidelidad sea tomada como “una metida de cuernos imperdonable” para otras es vivida de un modo natural, como una necesidad física en la que hombres y mujeres se atraen y sienten deseo de intimar. Amor y placer pueden ir por diferentes carriles.

La ley nos obliga leales a nuestro pareja “hasta que la muerte nos separe”.  Pero en la práctica este compromiso puede quebrarse por diferentes razones, por incompatibilidad de personalidades, porque la rutina le ganó a la pasión, por infidelidad, por traición, por engaño, por distar los objetivos, por ser desleales y por otras tantas razones.

Ser leal a alguien debe ser una elección, pues si se trata de una imposición será sólo una puesta en escena, poco realista. La lealtad es un compromiso que elegimos asumir y debemos actuar en consecuencia.

La lealtad hacia un hombre debe ser con convicción, que nos haga sentirnos plenas, felices y amadas y hacer que él lo sienta del mismo modo. La lealtad no es inquebrantable.

La lealtad en una pareja es un pacto que para que perdure en el tiempo debe venir acompañado de ganas, compromiso, amor, reglas propias, pasión, diálogo, química, objetivos en común, valores compartidos, admiración,  respeto, equidad, reconocimiento, valoración, libertad, deseo, confianza…  

Las personas debemos ser leales ante todo con nosotros mismos. Con nuestras convicciones, nuestros pensamientos, nuestra personalidad y en consecuencia de ese modo accionar con los demás.

Ser leal es no traicionar al otro… ni traicionarse.

Por Romina Gluck
Periodista
ar.linkedin.com/in/rominagluck/

Compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Dejar un Comentario