5 Errores Fatales al Contestar un Mensaje

5 Errores Fatales al Contestar un MensajeTodos aquellos que buscan generar nuevos vínculos o parejas a través de las redes sociales, conocen lo que es la ansiedad por que “el otro” se contacte. A veces los pocos segundos (o minutos) en que tarde en enviar un mensaje se tornan eternos si no se sabe manejar el nivel de ansiedad.

Pero cuando llega el momento de responderle, lejos de enviarle rápido “lo primero que surge en la mente”, se debe ser cauteloso tanto porque se trata de un desconocido, al menos por ahora, como por arriesgarse a comportarse de un modo errado, que hará que el otro se lleve una impresión equivoca de vos o lo que es peor “huya despavorido”.

Para que no te ocurra (o vuelva a pasar) compartimos con vos 5 errores fatales al Contestar un Mensaje:

Dejarse ganar por la ansiedad. Jamás debés mostrarte desesperado por encontrar pareja. Hacé yoga, llamá a un amigo o contá hasta diez pero al momento de escribir un mensaje hacelo de un modo medido.

Hablar del ex y quejarse de las malas experiencias anteriores. Un error típico y fatal. No se debe hablar (ni mal, ni bien) de anteriores parejas, ni decir (y en lo posible pensar) que todos los hombres ó mujeres son iguales.

Mentir. Por algo dicen que “las mentiras tienen patas cortas”. Si tu deseo es llegar al encuentro con la otra persona no podrás sostener que sos físicamente diferente a la realidad ni tampoco mostrarte diferente a lo que sos, porque inevitablemente saldrá a la luz. Además, ¿querrías formar un vínculo basado en la mentira?

Llorar penas o mostrarse negativo. Jamás debés contar tus pesares, hablar de lo mal que está el país y los problemas que padecen de tus familiares, amigos o conocidos. El otro posiblemente no tenga interés alguno de “cargarse de problemas ajenos” ¡no estás en terapia!

Brindar demasiada información personal. Se trata por el momento de un extraño, por lo tanto tenés que tener el recaudo de no brindarle datos como tu dirección, teléfono particular, horarios en los que estarás fuera de tu hogar, ni tampoco aceptarlo como contacto de tus redes sociales. Tampoco acerca de tus preferencias políticas, sexuales, etc.
En síntesis, el intercambio de mensajes con posibles candidatos (sean por mensajes o chat), debe ser una situación placentera y no mortificante. Para quitarte presión, tené presente que del otro lado hay alguien también ilusionado en recibir cada respuesta tuya a sus mensajes.

Lo principal es que te muestres tal cual sos, pero sin revelarte por completo ante un desconocido. Son muchísimas las personas que se conocen a diario mediante mensajes. Por eso, sé cauteloso a la hora de responder un mensaje para no cometer algún error fatal, pero jamás pierdas la ilusión y el optimismo al enviarlos y esperar cada respuesta… pacientemente.

¡Mucha suerte!

Compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Dejar un Comentario